jueves, 17 de septiembre de 2009

DIE FORELLE (video)

video

Esta canción (Lied) es Die Forelle, de Franz Schubert. La canté en El Galpón de las Ratas, un lugar hecho a pulmón donde se canta ópera y bailan los locos.

Salió medio medio, pero ¿qué quieren por dos pesos?

Narra la belleza de una trucha danzante en una corriente cristalina, cuyos movimientos acúaticos son observados por un muchacho. Luego viene un pescador y la pesca... y ya no hay gracia en las aguas.

Aníbal Veloso

(finales de 2008)

TRADUCCIÓNARIOSKASDFGA

En un claro arroyuelo,Se precipita alegrementeLa trucha juguetona,Que pasa como una flecha.Yo estaba en la orillaY en un dulce sosiegoVi el baño del alegre pececitoEn el claro arroyuelo.Un pescador con su cañaSe colocó en la orilla,Y miró a sangre fría,Los serpenteos del pececillo.Mientras el agua siga clara,Y no se enturbie, pensé,No podrá coger a la truchaCon su anzuelo.Finalmente el ladrón se cansóde esperar. El pérfido, enturbióLas aguas del arroyueloY antes de que me diera cuenta,La caña dio tal respingoQue enganchó al pececillo.Y yo, con la sangre alterada,Miré a la presa engañada.

Die Forelle


In einem Bächlein helle,
Da schoß in froher Eil
Die launische Forelle
Vorüber wie ein Pfeil.
Ich stand an dem Gestade
Und sah in süßer Ruh
Des muntern Fischleins Bade
Im klaren Bächlein zu.


Ein Fischer mit der Rute
Wohl an dem Ufer stand,
Und sah's mit kaltem Blute,
Wie sich das Fischlein wand.
So lang dem Wasser Helle,
So dacht ich, nicht gebricht,
So fängt er die Forelle
Mit seiner Angel nicht.


Doch endlich ward dem Diebe
Die Zeit zu lang. Er macht
Das Bächlein tückisch trübe,
Und eh ich es gedacht,
So zuckte seine Rute,
Das Fischlein zappelt dran,
Und ich mit regem Blute
Sah die Betrogene an.

martes, 15 de septiembre de 2009

EMMANUEL DORMIDO


El cuerpo es sagrado, TAN sagrado como la luna, con sus fulgores castos y sensuales en suprema UNION SIDERAL. Ni lo uno ni lo otro, las dos cosas. CONTRADICCIÓN DEMASIADO HUMANA.

Devuélvanle al cuerpo lo que pide... antes que se marchite... la tierra es nuestra última amante...

Quieran al cuerpo... (quiéranse, no sean esquizofrénicos) cuídenlo de enfermedades... cuídenlo del sida, cuídenlo de la gripe A, cuídenlo del PAPA y de papá.

LA NATURALEZA ES SABIA. Como un ejército de linfocitos CD4. No existen organimos que nos quieran más.
-